CIUDAD DE MÉXICO, 3 de agosto de 2018.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó las 289 imputaciones contra la elección presidencial, por lo que el miércoles próximo, a las 10 horas, citó a sesión solemne para concluir con la calificación de dicho proceso.

Por lo que están las condiciones de entregar la constancia de mayoría a Andrés Manuel López Obrador como Presidente electo de la República Mexicana.

De los 289 juicios de inconformidad, 288 de ellos fueron promovidos por Encuentro Social y uno de ellos por Marcela Dávalos Aldape, quien se ostentó como “presidenta nacional del partido político nacional Democracia Ciudadana, representante legal único y líder nacional de votos nulos”.

El TEPJF resaltó que en las demandas se controvirtieron los 300 cómputos distritales, por distintas causas de nulidad de votación recibida en casilla, incluso, en una de ellas, se solicitó la nulidad y nuevo escrutinio y cómputo de 15 mil 324 casillas; sin embargo, en relación a dichos cómputos, ambos juicios resultaron improcedentes dado que se presentaron ante autoridad distinta a la responsable, es decir, ante el Consejo General y no ante los Consejos Distritales del Instituto Nacional Electoral (INE).

Lo cual no interrumpe el plazo de cuatro días para impugnar, lo que tiene como consecuencia la extemporaneidad en la presentación de las demandas, dada la imposibilidad material y jurídica de remitir y que sean recibidas en tiempo y forma las demandas por los órganos responsables.

Más información aquí.