ACAPULCO, Gro., 5 de agosto de 2014.-Autoridades municipales clausuraron el inmueble que pretendía operar como una gasera, luego de las protestas realizadas por los vecinos de la calle cuatro y avenida Ejido. Otro negocio fue clausurado cerca de Capama.

Esta mañana, luego de la tercera protesta de los vecinos, personal de Protección Civil, Ecología y Reglamentos del municipio, colocaron sellos en las puertas de acceso.

El director de Protección Civil, Efrén Valdez Ramírez, indicó que para el municipio el negocio no cuenta con licencia de funcionamiento, cambio de uso de suelo ni con los permisos respectivos para operar.

Hizo un llamado a la Secretaria de Energía para que no entregue estos permisos en zonas urbanas, debido al riesgo que representa para las familias que se encuentran en los alrededores.

Abundó que hay tres casos más de las mismas gaseras que sin el aval del municipio pero con la autorización de la Secretaria de Energía federal, han pretendido instalarse en la zona urbana de la ciudad.

Informó que esta mañana, otro negocio similar, fue clausurado cerca de las instalaciones de la Capama debido a que se ubica a unos metros de la Escuela primaria Teniente José Azueta, que se ubica en el zócalo de la ciudad.

Cabe recordar, que vecinos de la calle 4 de la avenida Ejido han realizado tres protestas por la instalación de una presunta gasera, debido al riesgo que representa para familias de las colonias Aguas Blancas, Bella Vista y del Fraccionamiento Carabalí.