ACAPULCO, Gro., 29 de septiembre de 2020.- Ante el repunte de contagios por Coronavirus en Acapulco y la posibilidad de regresar al color rojo en el semáforo epidemiológico, la presidenta municipal Adela Román Ocampo demandó la colaboración ciudadana y advirtió que habrá clausuras de bares y restaurantes que no acaten las disposiciones sanitarias de prevención.

De acuerdo con un boletín, entrevistada al término del séptimo informe semanal de la Comisión de Agua potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), la alcaldesa hizo un llamado a los empresarios para que respeten y promuevan los protocolos de sanidad.

“Ha repuntado el contagio, ha aumentado el número de decesos y eso es preocupante, porque es triste que no tardamos ni dos semanas en el semáforo amarillo cuando retornamos otra vez al semáforo naranja. Y de seguir en una actitud irresponsable, lo más lamentable es que regresemos al semáforo rojo y no lo debemos permitir”, enfatizó la primera autoridad del municipio.

Román Ocampo consideró lamentable la situación que se vive en Acapulco por la irresponsabilidad de un sector de la población, incluso indicó que por los problemas económicos se dio la oportunidad de que abrieran al público bares y restaurantes que tuvieran espacio al aire libre o que pusieran dos o tres mesas fuera de sus negocios, para generar empleos e ingresos, “pero si no entienden, no hay otra que clausurar”, sostuvo.

En cuanto a los establecimientos que han sido sancionados y clausurados por desacatar las medidas de prevención, Román Ocampo señaló que presentará una propuesta en el Cabildo porteño para hacer cumplir el reglamento, y aclaró que no se trata imponer pagos de multas, sino más bien evitar que haya reincidencia en violaciones a los lineamientos sanitarios.