ACAPULCO, Gro., 2 de abril de 2020.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) indicó que pese a la emergencia sanitaria por el Covid 19 las colegiaturas deben pagarse, aunque matizó que las escuelas privadas y los padres de familia o y alumnos, pueden conciliar y acordar condiciones de flexibilidad para hacer los pagos.

En un comunicado, el procurador federal, Ricardo Sheffield Padilla sostuvo que los pagas pueden ser desde parcializarlos, meses sin intereses, cuota reducida o alguna otra modalidad que sea conveniente a las partes.

 Esto, luego de que puntualizó, el decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) no elimina la obligación del pago de colegiaturas, porque la contingencia está denominada como causa de fuerza mayor, y por ello los colegios no pueden continuar dando clases y la mayoría optó por ofrecerlas en línea para continuar con los cursos.

“El cobro de las colegiaturas correspondientes a marzo y abril tendría que ser considerado bajo circunstancias especiales, dado que la clase virtual reduce gastos en servicios de luz, agua y otros para los planteles”, sostuvo.

Añadió que este asunto se debe tratar individualmente, ya sea a través de los medios virtuales para que no tengan que desplazarse físicamente.  “Es importante reiterar que la emergencia sanitaria no es pretexto ni libera al consumidor de sus obligaciones de pago, ya que no recibe clases debido a una causa de fuerza mayor”, insistió.

Profeco informó que estará atenta para atender quejas que pudieran presentarse ante esta eventualidad y favorecer la conciliación entre las partes.