CIUDAD DE MÉXICO, 29 de enero de 2019.- Lo prometido es deuda, y los Estados Unidos comenzaron a devolver a territorio de México a los migrantes de las caravanas de centroamericanos que están solicitando asilo en su país.

A partir de este martes, los Estados Unidos comenzaron a implementar lo que denominaron los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), citando la Sección 235(b)(2)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

De acuerdo a un comunicado de la Oficina de Prensa Embajada de los Estados Unidos, bajo el MPP, algunos individuos que llegaron o entraron a los Estados Unidos por México “de manera ilegal o sin la documentación adecuada, podrán ser retornados a México durante la duración de sus juicios migratorios. Este plan no aplica para los ciudadanos mexicanos. 

En fecha próxima el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) comenzará a regresar individuos a México a través de los puertos de entrada”.

Esta acción se da en respuesta a la crisis de migración ilegal que encara Estados Unidos en su frontera sur, pues según sus datos, se han disparado las cifras de solicitudes de asilo.

“A lo largo de los últimos cinco años, autoridades estadounidenses han visto un incremento de 2 mil por ciento de solicitudes de asilo, ya que muchos potenciales migrantes saben que solicitar asilo les da una oportunidad de permanecer en los Estados Unidos incluso si no tienen un argumento válido para el asilo. La mayoría de estos argumentos no cumplen con los requisitos necesarios. De hecho, nueve de cada diez solicitudes de asilo son rechazadas por un juez migratorio por no cumplir con los requisitos”, refiere el documento. Mediante el MPP, los migrantes que entren a los Estados Unidos serán procesados por las autoridades migratorias, se les dará una notificación para presentarse a una audiencia en una corte migratoria, y regresarán a México durante el tiempo que dure el proceso.

Más información aquí.