CIUDAD DE MÉXICO, 15 de octubre de 2020. — La controversia que se desató por el freno de la Secretaría de Economía (SE) que sancionó a las empresas que no cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas, respecto a la fabricación de quesos y yogures, llegó al Palacio Nacional y el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, comparó a la comida chatarra y alimentos adulterados con el daño a la salud que provocan las drogas.

Durante la conferencia matutina de este jueves, el Jefe del Ejecutivo fue cuestionado sobre las quejas que interpusieron algunas compañías sobre sus productos y las medidas legales que implementó la SE de la mano con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

“Hay que buscar que se informe sobre esto y diálogo siempre va a haber, y no es el propósito perjudicar a las empresas, nada más que sí tenemos que cuidar la salud del pueblo”, dijo en el Salón Tesorería.

“Es que hay mucho fraude, no usan los alimentos que se deben de utilizar para hacer estos productos, hay muchos productos químicos, adulterados y eso hay que cuidarlo porque tiene que ver con la alimentación de la gente, todo lo que son productos chatarra, por eso el nuevo etiquetado, la información a los ciudadanos”, añadió.

El Primer Mandatario resaltó que las polémicas por aplicar las leyes y reglamentos del País ya no se resuelven con mordidas y corrupción.

“Y ya no es con moche, tienen que ser productos de buena calidad, proteger a los consumidores, proteger al pueblo y al mismo tiempo proteger a las empresas, no generalizar, hay empresas muy buenas que cuidan la calidad de lo que producen, hay otras que no, todo es la ambición al dinero, a la utilidad”, mencionó.

Lamentó que en administraciones anteriores se adulteraran no sólo los alimentos, sino hasta medicamentos oncológicos pediátricos.

Sigue la nota aquí.