CIUDAD DE MÉXICO, 19 de enero de 2019.- El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, informó que ya se cuentan con 59 carpetas de investigación, iniciadas en las agencias del Ministerio Público, para asentar los datos de las víctimas y con las horas se agrava el saldo de la explosión en una toma clandestina de un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo.

Añadió que fue con la participación y compromiso de servidores públicos y funcionarios de los tres órdenes de Gobierno que lograron atender a cerca de 300 personas, familiares de las víctimas.

Destacó que con corte a las 17 horas, suman 73 personas fallecidas y 74 heridas. De las lesionadas, 24 son atendidas en hospitales de Hidalgo y 50 en Ciudad de México, Estado de México y Guanajuato.

Y el procurador de Justicia de Hidalgo, Raúl Arroyo, agregó que con 60 peritos, 80 agentes de la Policía de Investigación y 25 agentes del Ministerio Público, se formó un equipo que se traslado a Tlalhuelilpan para resolver las necesidades desde el punto de vista de procuración de justicia.

Al entrar al predio, alrededor de las 4:15 horas de este sábado, encontraron seis cuerpos completos y 57 restos de personas, que presentaban quemaduras en grado de carbonización y parcialmente calcinados.

La búsqueda concluyó en una primera fase a las 11:15 horas de este sábado y a partir de ese momento, se concentraron los restos humanos para su identificación. Y se logró identificar de manera inmediata a nueve personas, tres entregadas a sus familiares y en otros casos, iniciaron el contacto con las diferentes familias para el reconocimiento del resto.

“Los 54 restantes, han sido evaluados y no son identificables, por las condiciones en que se encontraron y requerirán de la aplicación de técnicas de antropología, odontología y genética”, lo cual llevará un tiempo considerable.

La nota en Quadratín México.