ACAPULCO, Gro., 14 de julio de 2020.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) interpuso una denuncia penal por el delito de daño ambiental en contra de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), por el vertimiento de aguas residuales al mar en playa Icacos el pasado 25 de junio.

A través de un comunicado, el organismo federal indicó que interpuso la denuncia ante la Fiscalía General de la República, delegación Guerrero, por el delito de daño ambiental en perjuicio de la sociedad acapulqueña y de la federación.

Además indicó que a través de la dirección local de la Conagua, junto con personal de la Gerencia de Calidad del Agua de la Subdirección General Técnica, tomó muestras para determinar el nivel de contaminantes que fueron descargados en la bahía.

“Los resultados de los análisis realizados por el Laboratorio de la Gerencia de Calidad del Agua de las oficinas centrales de Conagua a las muestras recolectadas indican violación a la normatividad aplicable, por lo que se inició un procedimiento administrativo en contra de CAPAMA, organismo responsable de operar plantas de tratamiento de aguas residuales y el sistema de alcantarillado del municipio”, señalaba el comunicado.

Dichas muestras fueron tomadas en el canal ubicado en la calle Carabela Santa María, donde el pasado 25 de junio se descargaron aguas negras y residuales, aunque el director de la CAPAMA, Leonel Galindo, dijo que eran aguas pluviales que se mezclaron con lodo.

Los inspectores de Conagua hicieron seis muestreos en la bahía, tres en la línea de la costa y otras tres 100 metros mar adentro.

Quadratín Guerrero informó que el pasado 25 de junio se formó una gran mancha oscura en la playa Icacos de Acapulco, debido a la descarga de aguas sucias a la bahía desde un costado del hotel Palapa.

A través de Facebook, el usuario Chiwy Velasco del Castillo publicó un video en el que denunció que el agua desemboca en el mar debido a la falta de mantenimiento al cárcamo de la CAPAMA en el fraccionamiento Costa Azul.