IGUALA, Gro., 27 de septiembre de 2016.- Aproximadamente dos mil personas participaron en la marcha para conmemorar y continuar exigiendo la aparición con vida de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, retenidos y desaparecidos el 26 de septiembre de 2014.

Los hechos denominados como la noche trágica de Iguala, ocurrieron hace dos años cuando un grupo de policías municipales de Iguala y Cocula,  atacó a balazos a normalistas de Ayotzinapa, cuando éstos intentaban llevarse autobuses de la terminal para asistir a Ciudad de México por el aniversario de la masacre de Tlatelolco.

En el ataque murieron tres normalistas de Ayotzinapa, un futbolista del equipo Los Avispones de Chilpancingo, el chofer que manejaba el autobús del equipo y una mujer que viajaba a bordo de un taxi.

Tales hechos han causado rabia y repudio contra el gobierno mexicano, sentimientos que se resumen en las consignas de: “presentación con vida y castigo a los culpables”, “no somos todos, nos faltan 43”, “fuera Peña”, entre otras.

Hoy que se cumplen dos años de los hechos, miles marcharon por las calles de esta ciudad, quienes encabezados por los padres de los normalistas, rezaron y colocaron una ofrenda floral en los monumentos construidos en honor a los tres estudiantes asesinados.

En sus discursos, exigieron nuevamente al gobierno federal la aparición con vida de los alumnos desaparecidos.

Cuando el contingente arribó al Centro de la ciudad, diversos negocios bajaron las cortinas de sus puertas. Incluso otros no abrieron sus puertas al público, al igual que el Ayuntamiento y diversos centros escolares, ante el temor de que los manifestantes fueran a agredir las instalaciones, pero la marcha transcurrió de manera pacífica.

El acto concluyó en el Centro de la ciudad de Iguala con un mitin informativo,  donde también ofrecerán una comida.