CHILPANCINGO, Gro., a 08 de diciembre de 2013.- Miembros del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a La Parota (CECOP) condicionaron a las autoridades estatales y municipales a reanudar el diálogo, siempre y cuando retiren las órdenes de aprehensión, así como las demandas penales que se tienen en contra de varios integrantes.

Al concluir la reunión informativa, realizada en el poblado de Cacahuatepec, el dirigente de los opositores a La Parota, Marco Antonio Suástegui Muñoz, dijo que no temen a los procesos legales que se interpusieron en su contra; sin embargo, demandó al alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, que el Departamento Jurídico de la CAPAMA se desista de la demanda en su contra.

Indicó que en esta querella ante la Procuraduría de Justicia de Guerrero, se encuentran relacionados otros dos miembros del CECOP, Victoriano Loeza, José Facundo Hernández, y exigió al gobernador, Ángel Aguirre Rivero, que se termine con las amenazas y hostigamiento en su contra.

Informó que tiene conocimiento de que la demanda en su contra y la de otros dos de sus compañeros, es por el presunto delito de motín, ataques a las vías generales de comunicación y medios de transportes.

Señaló que en caso de no haber respuesta de las autoridades a su planteamiento, donde también se incluye la reconstrucción de las viviendas afectadas por la tormenta tropical “Manuel” en la entidad, entrega de apoyos al campo, para quienes perdieron sus cosechas, entre otros puntos, no retomarán el diálogo con el gobierno.

Durante el encuentro, los opositores a La Parota, emplazaron al presidente municipal de Acapulco para que asista a la reunión que sostendrán el próximo martes en el poblado de Agua Caliente con funcionarios estatales, pero deberá llevar la respuesta a sus planteamientos.