CHILPANCINGO, Gro., 13 de octubre de 2019.- El vocero del Frente Unido de Policías Comunitarios del Estado de Guerrero (FUPCEG), Salvador Alanís Trujillo confirmó que mantienen un toque de queda en el municipio de Apaxtla de 11 de la noche a 4 de la madrugada, el cual se podría ampliar a Teloloapan, e informó que se trata de una alternativa para frenar el tráfico de las drogas como piedra y cristal que ha comenzado a afectar a los jóvenes de esos municipios.

En entrevista, Alanís Trujillo indicó que la venta de esas drogas está prohibida en el territorio del Frente sin embargo notaron a jóvenes de hasta 16 años que la consumen; dijo que al tratarse de una droga muy adictiva puede desencadenar problemas de delincuencia entre los menores para poder adquirirla.

Indicó que la medida fue a petición de la ciudadanía y es en coordinación con autoridades municipales, que se determinó a las 4 de la madrugada, porque a partir de las 5 comienza la actividad comercial.

“El joven en la calle que no tenga justificación va a ser remitido a las instalaciones de la Policía Municipal y de ahí se manda a traer a sus padres para revisar que anda haciendo el muchacho a esas horas, y más que nada es por petición de los mismo padres (…) la Policía Comunitaria no es sólo las armas, sino regresar a los jóvenes al camino del estudio por ejemplo que ya ahorita los jóvenes ya quiere dejar de estudiar, empiezan a ganar el primer dinero y ya quieren mandar a los padres, hasta regañarlos”, expresó.

Descartó que la venta de esa droga sea por la incursión de algún grupo a la zona, sin embargo atribuyó a que se colinda con el territorio del grupo delictivo de La Familia Michoacana.

Recordó que el año pasado tuvieron problemas con ese grupo por lo que no había tránsito de entre Arcelia y Teloloapan sin embargo se volvió a abrir y “ahí se viene, no falta un pasajero que venga y ya traiga la droga y la vendan entre los muchachos”.

Dijo que aún no es un problema grave pero si se permite puede tener graves consecuencias entre los menores.

Con respecto a que se ha minimizado el toque de queda como restricción de horarios por el gobierno, Alanís Trujillo dijo que “las cosas yo digo que siempre hay que llamarlas por su nombre, en Apaxtla hay un problema de salud en los jóvenes por una droga llamada cristal y es lo que tenemos que combatir para rescatar a los muchachos”.

Estallido social

Por otro lado, con respecto a la crisis que persiste en la sierra por la falta de productividad, el vocero del Frente dijo que se avizora un estallido social porque los habitantes sufren de carencias; sostuvo que se acostumbraron tanto a vivir de la amapola que ahora un cultivo de maíz no los saca de ningún apuro porque es demasiado barato.

Informó que desde el 1 de febrero de 2019 enviaron un documento al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador en donde le propusieron un programa piloto de mil hectáreas de árboles frutales y en tanto producen se desarrolle un programa de empleo temporal.

En la petición que fue firmada de recibido sin respuesta aún se requieren 480 hectáreas de aguacate, 90 de durazno, 60 de pera, 15 de tejocote, 200 de limón, 45 de árbol de nogal, 70 de manzana y 50 de guayaba.

Aseguró que en la Sierra ha llegado a los niveles que se viven en La Montaña e informó que hay una migración de al menos 30 por ciento de hombres y jóvenes que salen a buscar trabajo.