ACAPULCO, Gro., 31 de octubre de 2016.- El vocero de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, confirmó que los dos cuerpos encontrados la noche del domingo cerca del Mercado Central, pertenecen a los militares que fueron secuestrados el sábado por la tarde.

A través de un comunicado, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero aclaró que los efectivos están destacamentados en otro estado y “no formaban parte de algún dispositivo de seguridad para Acapulco y no se encontraban realizando actividades de coadyuvancia con las autoridades”.

Explicó que las víctimas se encontraban en el puerto por un curso en la Base Aérea Militar número 7, ubicada en Pie de la Cuesta, y que fue durante su tiempo libre y vestidos de civil, cuando fueron privados de su libertad.

Asimismo indicó que desde que se conoció la desaparición, la Novena Región Militar emprendió acciones de búsqueda y localización, además de verificar que se trataba de efectivos de la institución castrense, mientras que la Fiscalía General del Estado ya investiga el caso.