IGUALA, Gro., 11 de noviembre de 2014.- Este martes, una centena de familiares de personas desaparecidas se reunieron con representantes de la organización Ciencia Forense Ciudadana (CFC), así como de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, con el fin de dar inicio a la conformación de una base de datos que lleve a la localización de sus parientes.

El encuentro se dio en la iglesia de la comunidad de San Gerardo, en Iguala, cuyo párroco encabeza este movimiento de búsqueda de personas desaparecidas del año 2008 a la fecha, luego de que CFC ha puesto a disposición de los interesados 500 pruebas de ADN para lograr la identificación de los extraviados.

Durante la reunión, los asistentes expusieron sus casos, involucrando en la desaparición de sus familiares tanto a personas civiles como grupos armados, policías municipales y demás autoridades, quienes amenazaban con también quitarles la vida en caso de que denunciaran tales hechos.

Cabe señalar que en esta ocasión, Ciencia Forense Ciudadana entregó formularios para el registro de datos de los desaparecidos en Iguala y municipios aledaños como Huitzuco, Teloloapan, Taxco y Cocula.