ACAPULCO, Gro., 30 de enero de 2019.- A pesar de que hace cuatro meses la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró la construcción del Centro de Desarrollo Comunitario y Monumento para la Paz en el cerro del Encinal del Ejido de Carabalí del puerto, los trabajos en la obra continúan.

En un recorrido, Quadratín Guerrero constató que al menos cinco obreros laboran en la zona con una máquina perforadora de pozos. También se pudo observar una retroexcavadora con un sello de aseguramiento de Profepa.

Asimismo se observó que la brecha de un kilómetro de largo que conecta a la zona de las obras fue ampliada, lo cual no está permitido por la dependencia federal.

Además, en distintos puntos de dicho camino se pueden ver cúmulos de tierra y piedras que ocasionan el deterioro del lugar.

A un kilómetro de donde se construye el monumento de Cristo Rey de la Paz se encuentra un terreno con al menos dos revolvedoras de cemento y otros cinco trabajadores. En este lugar se encontró un sello de clausura tirado.

Quadratín Guerrero informó que la Profepa y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) clausuraron el proyecto, impulsado por el gobierno del ex alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre, porque no se acreditó la autorización de Impacto Ambiental.