CHILPANCINGO, Gro., 1 de febrero de 2019.- El delegado del gobierno federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros indicó que para el nuevo programa de estancias infantiles se revisará cuáles cumplen con las características para permanecer abiertas, y negó que existan pagos pendientes, pues los convenios con el gobierno anterior concluyeron el 31 de diciembre.

En entrevista sobre la reducción del presupuesto destinado a las guarderías, que ha provocado protestas y opiniones de políticos, el funcionario federal afirmó que el sistema continuará, pero con nuevas reglas, las cuales serán publicadas el 28 de febrero.

Dijo que se busca que no perduren los problemas que había en el programa del gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, como el hecho de que se admitiera a niños de madres que no eran beneficiarias.

“Los problemas de funcionamiento que haya, lo que queremos es que las estancias tengan atención de calidad y se atienda a niños y madres, este está enfocado a madres trabajadoras”, aseguró.

Por otro lado, respecto a la aparición de nuevos grupos autodenominados policías comunitarias, como en Tlapa y municipios de la Costa Grande, Sandoval Ballesteros argumentó que el reconocimiento de estos sistemas de justicia no corresponde al gobierno federal y que en el caso de Guerrero hay una ley específica que las regula, la cual reconoce solamente a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

Señaló que él como delegado no tiene una vinculación directa con las estrategias de seguridad y que, en el caso de la sierra, tendrá alguna interacción, pero con los asuntos que tengan que ver con el desarrollo.