ACAPULCO, Gro., 12 de junio de 2020.- El ombudsperson guerrerense, Ramón Navarrete Magdaleno, fue el encargado de inaugurar el quinto Conversatorio en línea impartido por personal profesional de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), denominado El Covid 19 y su impacto en el ejercicio de diversos derechos fundamentales.

De acuerdo con un boletín, el quinto Conversatorio contó con la participación del secretario técnico, Ángel Miguel Sebastián Ríos, con el tema Los efectos del Covid 19 en los Derechos de la Niñez, el delegado regional en Costa Chica, Pedro Arrieta Benítez con el tema Covid19, un Golpe al Acceso a la Impartición de Justicia y del integrante del servicio civil de carrera, Alberto Sierra Abrajam con el tema El Litigio Estratégico.

En esta ocasión, la moderadora del evento fue la delegada regional en Acapulco, Fanny Ruth Lara Figueroa.

El ombudsperson guerrerense al hacer uso de la palabra comentó que “es un beneplácito, para el personal de la CDHEG realizar este quinto Conversatorio, pues de esta manera se genera el acercamiento con toda la población de Guerrero”.

Expresó que en dicha actividad los expertos en la materia, compartirán las experiencias adquiridas en las distintas zonas de la entidad y el trabajo realizado en favor de la defensa de los derechos humanos.

En su intervención, Arrieta Benítez expuso que “no creo que exista una persona que no necesite acceso a la justicia, porque el derecho como tal, constituye una vía para reclamar el cumplimiento de derechos ante tribunales”.

“El derecho de acceso a la justicia es el derecho que todas las personas tenemos para poder poner un sistema de justicia del Estado para la solución de conflictos. Este derecho está consagrado en los Artículos 1 y 17 numeral Constitucional, obviamente por Tratados Internacionales e instrumentos jurídicos internacionales”.

Continuó: “El acceso a la justicia es que existan instituciones preparadas para conocer de demandas, quejas, denuncias, donde los titulares de derechos, que somos nosotros, las personas, podamos acudir para resolver nuestra posible afectación o problema que tengamos”.

Por su parte, Sebastián Ríos expresó que “en el artículo 1 de la Convención, dice que son niños y niñas a partir de que nacen hasta que cumplan los 18 años, sin embargo, en nuestro caso, la Ley General de los Derechos de niñas, niños y adolescentes, establece una división en este periodo de vida. Habla de que niños y niñas se van a considerar desde que nacen hasta los 12 años; y se considerará adolescentes a partir de los 12 años hasta antes de los 18. Esto no implica que los adolescentes dejen de ser niños”.

“En España, en 1994, se presentó el siguiente caso: un niño va conduciendo una bicicleta, se accidenta y cae; a los tres días comienza a sangrar por la nariz. Sus padres lo llevan con un médico, no sana, y así, lo llevan con otros médicos pero no sana, finalmente lo llevan a un hospital. En el hospital le dicen a los padres que su niño necesita una trasfusión de sangre, les piden que firme la aceptación de la trasfusión. Los padres del niño de 13 años se niegan a firmar porque dicen que está en contra de sus creencias, dicen ser testigos de Jehová”.

“En este caso el hospital consigue una autorización judicial. Cuando intentan trasfundirle sangre, este entra en sicosis de miedo, terror. Finalmente los padres se llevan al niño del hospital, lo llevan a otro nosocomio, y ahí el fiscal consigue una autorización para que aún en contra de la voluntad de los padres del niño le transfundan sangre”, abundó.

Al hacer uso de la voz, Abrajam Sierra dijo que “un litigante debe manejarse con inteligencia, con cuidado y audacia, porque para llegar a ser un litigante estratégico debe poner al interés público sus destrezas”.

El litigio estratégico es una herramienta de pericia de las y los abogados, el cual va a contribuir al desarrollo del interés público. El objetivo fundamental es contribuir al interés social. Por litigio en derechos humanos se entiende por aterrizar un esfuerzo, el derecho internacional de los derechos humanos, también a nivel nacional y obviamente que se haga realidad el goce de los mismos”.

“Para establecer el litigio estratégico se requiere ingenio, compromiso, conocimiento, ya que el litigio estratégico tiene una peculiaridad, busca cambios estructurales”, finalizó.