CIUDAD DE MÉXICO, 28 de julio de 2019.- Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de la venta de la casa que perteneció al empresario chino-mexicano  Zhenli Ye Gon, este martes fueron abiertas las puertas a la prensa por parte del Servicio de Administración y Enajenación de bienes (SAE), en un recorrido por toda la propiedad.  

En  julio de 2007, agentes de la extinta Agencia Federal de Investigación  (AFI) incautaron dentro de la propiedad 206 millones de dólares, 17 millones de pesos  y 201 mil euros, en uno de los decomisos de efectivo más grandes en la historia del país. Hoy, a doce años de este suceso, la propiedad se encuentra ciertamente deteriorada, en espera  de un futuro comprador.

La casa, que actualmente es habitada solo por un velador;  tiene una superficie total de  mil 218 metros cuadrados y  mil 566 metros de construcción total. El inmueble  cuenta con un total de 3 pisos, conectados por elevador desde el sótano, donde además encontramos una amplísima  cava y el espacio que alguna vez fuera una sala de cine. 

La propiedad da la bienvenida con un hall amplio y bien iluminado, rodeado por dos lujosas escaleras; cuenta con una cocina completa, piscina exterior con regaderas y sauna a un costado, además de un pequeño jardín con fuente de piedra. Cabe destacar que el inmueble muestra deterioro en paredes y sistemas (eléctrico, seguridad, drenaje, etc.) así como  señas de entrada forzada y búsqueda, encontrándose la mitad del piso de la sala levantado, también son aún visibles huellas de los agentes  en las puertas, y cerraduras rotas.

La nota completa aquí.