CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo de 2019.- Para el gobierno federal el desabasto de medicinas se va a terminar, y sería la antesala para hacer un servicio de salud pública universal en México.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló este jueves desde Palacio Nacional que la dispersión de los servicios de salud terminan mermando su calidad, dejando mucho que desear.

“Todo esto era intencionado porque con el Seguro Popular se les transferían recursos a los estados y no en todos los casos, pero no sé usaban para medicamentos, era para beneficio de corruptos, era un sistema bien organizado para robar”, dijo.

Mencionó que aunque haya personajes opositores a su gobierno que lo señalen por un problema añejo, terminando con la corrupción habrán más recursos que serán bien gastados.

“De lo que se trata es de poner orden, la política también se trata de poner orden”, indicó.

“No es que no se estén comprando medicinas sino que se están revisando contratos, y como esto es muy importante, le voy a pedir a Zoé Robledo que la semana próxima dé a conocer todos los hospitales que quedaron inconclusos, las empresas que no cumplieron, la gran corrupción que imperó en el Seguro, y así en el ISSSTE, y así en el Seguro Popular y en Pemex”, aseveró el presidente.

Durante la conferencia matutina, López Obrador acusó que hubo empresas bajo el amparo del gobierno que hicieron negocios con todo el sector salud, por lo que se busca evitarlo con esta nueva dirección al cargo de Zoé Robledo.

“Vamos a tener un sistema de salud como el que tienen en Dinamarca, como el que tienen en Canadá, porque no es un problema de presupuesto, sino un problema de corrupción”, aseguró.

Más información aquí.