CHILPANCINGO, Gro., 7 de enero de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que más de 650 militares vigilan el regreso a clases en Acapulco y Chilapa, y que sólo se ha reportado la falta de clases en escuelas de la sierra, en donde dijo que aún no hay condiciones de seguridad para reanudar labores.

En entrevista al concluir el primer homenaje mensual de 2019, el gobernador detalló que 300 militares refuerzan la seguridad en escuelas de Acapulco y que el resto se trasladó a Chilapa, en donde además de escuelas, custodiarán plazas, mercados y espacios públicos.

Indicó que la mañana de este lunes sesionó la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, reunión en la que se revisó la incidencia delictiva en el periodo vacacional la cual, aseguró, fue 50 por ciento menor que la registrada en el periodo 2017-2018.

Astudillo Flores aseveró que la tarde del domingo se tuvo un regreso sin problemas en la Autopista del Sol y que no se registraron robos de vehículos en todo el periodo vacacional.

Adelantó que el martes acudirá a una reunión de gobernadores convocada por la Cámara de Diputados para emitir sus opiniones a favor de la creación de la Guardia Nacional.

“La mayoría de los gobernadores entiendo la apoyamos porque creemos que va a ser la opción, esto no quiere decir que los gobiernos estatales dejen de buscar la manera de cómo mejorar las policías estatales y el reto también seguirá siendo cómo mejorar las policías municipales”, apuntó.

Respecto a la situación en la sierra, el mandatario indicó que desde este lunes se llevarán a cabo instrumentaciones y que las condiciones están “casi dadas” para el regreso de profesores y médicos.

En su discurso ante los trabajadores de la administración central, Héctor Astudillo reiteró que la reciente temporada vacacional fue “muy buena”.