TAXCO, Gro., 14 de abril de 2017.- Ante miles de turistas nacionales e internacionales, Jesús de Nazareth fue crucificado en monte Calvario, lugar escenificado en el ex convento de San Bernardino en esta ciudad colonial.

Los flagelados lucen ya cansados al llegar a la iglesia de Santa Prisca, que este Viernes Santo luce espectacular, al ser anfitriona de miles de feligreses que dan cuenta de la escenificación de la Pasión de Cristo.

Los flagelados se golpean en la espalda y se sangran con una placa de plomo que lleva clavos; otros llevan a cuestas las varas espinosas de zarzamora. También los pies maltratados producto del largo caminar y lo caliente del suelo empedrado.

Justo frente a la majestuosa Catedral, se dio paso a la escenificación de las tres caídas, Jesús no puede más y cae por tercera ocasión, El Cirineo representado por un niño, ayuda a Jesús a cargar la cruz.

El silencio en esos momentos llegó, el andar de Jesús sigue hasta Monte Calvario, escenificado en el ex convento de San Bernardino, donde es crucificado.

De acuerdo con la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), Taxco se encuentra abarrotado con una ocupación hotelera de 100 por ciento.

Asimismo medios de distintos países presenciaron una vez más la Pasión de Cristo en esta ciudad colonial, tradición que se realiza año con año. Los restaurantes y las estrechas calles lucen repletas de turismo.

Se espera que a lo largo de este viernes, sigan escenificándose más eventos religiosos como la resurrección de Jesús y la marcha del silencio.