CIUDAD DE MÉXICO, 6 de octubre de 2020. — La UNAM, a través de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), en colaboración con el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), rindió un homenaje a Elena Jeannetti Dávila, académica por más de medio siglo en esta casa de estudios, quien el 2 de octubre cumplió 100 años de edad.  

Forjadora de numerosas generaciones de universitarios, mujer consagrada al trabajo intelectual en el ámbito de las ciencias sociales, y en la formación académica de servidores públicos, así como de académicos de la administración pública, dijo Adán Arenas Becerril, Coordinador del Centro de Estudios en Administración Pública (CEAP) de la FCPyS. 

De acuerdo con un comunicado, con una ceremonia virtual, en el aula digital de dicha instancia universitaria y antes de empuñar su mano en alto para gritar un “goya”, Elena Jeannetti se dijo conmovida al escuchar las palabras de las que fue objeto.  

“La vida me dio dos suertes: la familia en que nací y la oportunidad de trabajar en la Universidad Nacional Autónoma de México, forjadora de hombres libres y de gente que hace bien no sólo a este país, sino que proyecta sus enseñanzas a lo largo y ancho de muchos lugares. Me han hecho muy feliz, espero abrazarlos cuando este fuera la pandemia que ahora nos impide estar juntos físicamente”, expresó. 

Carola García Calderón, directora interina de la FCPyS, mencionó que Jeannetti es un referente dentro de la facultad y la UNAM, además de ser pionera en los estudios sobre seguridad nacional, tópico en el cual es especialista. 

“No sólo eso, ha sido además un referente para muchas mujeres que emprendemos el camino dentro de la academia. Es un ejemplo que nos ha dado la voluntad de continuar, de no dejarnos vencer, ha servido su presencia para abrir espacios para muchas, para lograr que las mujeres tengamos una incorporación plena dentro de los espacios académicos, de gobierno, y dentro de nuestra universidad”, puntualizó. 

García Calderón aseguró que aun cuando no fue su alumna, “hay enseñanzas que no necesariamente se transmiten en los salones de clase, sino en ese día a día, en el encuentro cotidiano”.

Aquí la nota completa.