CHILPANCINGO, Gro., 19 de enero de 2021.- Unos 800 pobladores indígenas nahuas de más de 20 comunidades de Chilapa cumplen un mes  de bloqueo sobre la carretera a José Joaquín de Herrera, en la comunidad de Alcozacán, en demanda que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) intervengan en el caso de 28 personas asesinadas y tres desaparecidos desde 2018.

También exigen una investigación contra el presidente municipal de Chilapa, Jesús Parra García, a quien acusan de proteger al grupo delictivo Los Ardillos. La demanda central de los pobladores es que el Estado desmantele y detenga a los integrantes de esta organización criminal, quienes intentan tener el control del territorio.

 El 27 de diciembre de 2020, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno y el delegado de la Fiscalía General de la República (FGR), Fernando García, acudieron al poblado de Alcozacán para reunirse con los pobladores.

Ahí, Navarrete Magdaleno se comprometió a hablar con la CNDH y turnar el caso a dicho organismo nacional, pero hasta la fecha los pobladores no han recibido respuesta.

Este martes, el dirigente del Consejo Indígena Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), Jesús Plácido Galindo informó que el bloqueo permanece en la vía estatal y sólo se permite el paso a pobladores de las comunidades aledañas.

El bloqueo es resguardado por integrantes de la Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores para evitar el ingreso de personas ajenas a la ciudad.

Plácido Galindo indicó que la demanda sigue siendo la misma y advirtió que no se retirarán hasta que la CDHEG y la FGR cumplan con el compromiso pactado el 27 de septiembre y que acuda la CDNH y la CIDH. “O llegan  o nos morimos en el intento no tenemos otra opción”, sentenció el dirigente.

El bloqueo de los pobladores comenzó el pasado 20 de diciembre de 2020, luego de que días antes desaparecieron dos hombres y dos mujeres, cuyos cuerpos fueron localizados sin vida, torturados y maniatados en la vía Chilapa-Atlixtac.