ACAPULCO, Gro., 21 de diciembre de 2019.- El concurrido sitio de playa en la zona Diamante, Puerto Marqués, así como el área de condominios conocida como Cabo Marqués, cumplen en estas vacaciones, 18 días sin el servicio de agua potable, debido a la reubicación de un tubo de 24 pulgadas.

Restauranteros, habitantes de Puerto Marqués y administradores de al menos una decena de condominios de la zona Diamante, compran pipas de agua que pagan desde 400, hasta mil 500 pesos cada una.

En un recorrido efectuado por Quadratín, se observó que los trabajos se realizan bajo el distribuidor vial, en la glorieta de Puerto Marqués, donde hay dos máquinas realizando las maniobras y ante la afluencia de los visitantes.

Fuentes de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) informaron a este medio que los trabajos durarían una semana, sin embargo, este sábado se cumplieron dos e incluso, se amplió la zona de maniobras en la glorieta y, hasta la zona de restaurantes conocida como El Pueblito de Revolcadero, se quedó sin el servicio hace tres días.