ZIHUATANEJO, Gro., 29 de octubre de 2014.- El alcalde de Zihuatanejo, Eric Fernández Ballesteros informó la baja de servicio definitiva de dos elementos de la Policía Preventiva por abuso de poder.
El domingo 26 de octubre, un grupo de siete policías preventivos, a bordo de la patrulla 21, detuvieron a cuatro niños con lujo de violencia, allanaron armados una propiedad privada y amenazaron a los testigos,  quienes videograbaron los hechos y difundieron las imágenes en las redes sociales.
En conferencia de prensa, el alcalde indicó que de los siete policía, dos fueron dados de baja del servicio.
Se trata de Alfonso Martínez Rivera y Rubén García Fierro, quienes aparecen en el video como los elementos que allanaron armados la vivienda y amenazaron a la familia que grabó sus actos de abuso de poder.
Los policías Roberto Benítez Castro, Ángel Villegas Esquivel y Norberto Arriaga Montes, quienes bajaron de la patrulla pero no tuvieron participación directa, fueron sancionados con la detención por 72 horas en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y la suspensión por 15 días sin goce de sueldo.
Los policías preventivos Bernabé García Godínez e Israel Simón Serafín, permanecieron en arresto durante 36 horas, ya que ellos no descendieron de la patrulla y se quedaron en la parte trasera para resguardar a los niños detenidos.
“Esta administración y quienes formamos parte de ella, no nos quedamos con los brazos cruzados, desde el primer momento estuvimos muy atentos y a través de las redes sociales manifestamos nuestra desaprobación a este tipo de acciones. El día lunes estuve con la familia afectada, en compañía del encargado de Seguridad Pública en el municipio, con la finalidad de brindarle todo el respaldo y manifestamos el repudio total a estas acciones”, expresó el alcalde durante la conferencia.
Fernández Ballesteros informó que la familia afectada no presentó alguna denuncia ante la instancia correspondiente.
Ante esta situación, el gobierno municipal asumió su papel y tras revisar el Bando de Policía y Reglamento, en colaboración con la instancia jurídica, se aplicaron las sanciones correspondientes, apegafos a las facultades administrativas.
“De ninguna manera vamos a permitir que se sigan dando estas situaciones de abuso de autoridad, por ello estamos procediendo con estas acciones, para que cualquier elemento de policía, al igual que algún funcionario público de Zihuatanejo, sepan que hay consecuencias cuando cometen algún abuso contra la población, porque estamos comprometidos a proteger y apoyar”, sentenció el primer edil.