ACAPULCO, Gro., 8 de agosto de 2015.- Por afectar de una superficie de 97.64 hectáreas y daño a la vegetación característica de humedal y de Selva Baja Caducifolia, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró las actividades de remoción total de vegetación forestal en un predio que se usa para el depósito de cenizas de carbón mineral, en el municipio de La Unión, Guerrero.

Los inspectores pidieron la autorización en materia de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para realizar dichas obras, pero en ningún momento fue exhibida. Además en en el lugar se detectaron diversas obras de construcción.

Sigue la nota en Quadratín México