CHILPANCINGO, Gro., 11 de septiembre de 2018.- Por mayoría simple, con 25 votos a favor y una abstención, el Congreso del Estado determinó que la activista por los derechos de las mujeres María Luisa Garfias Marín reciba la presea Sentimientos de la Nación, en una sesión en donde los ánimos de los diputados subieron de tono porque la diputada de Morena Erika Valencia Cardona, sin el aval de su fracción, quería que se entregara al presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

En la segunda sesión de este martes, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) presentó el dictamen con proyecto de decreto mediante el que se otorga la presea, en tanto, en los palcos un grupo de mujeres aplaudía y colocó pancartas en apoyo a Garfias Marín.

Tras leer el dictamen solicitó la palabra la morenista Valencia Cardona, quien, sin seguir los trámites legislativos y sin responder a la presidenta de la Mesa Directiva Verónica Muñoz Parra sobre con qué objeto solicitaba su intervención, subió entre las primeras manifestaciones de inconformidad, incluso de su fracción, pues el diputado Moisés Reyes Sandoval levantó la voz para decir que él hablaría a nombre de su fracción.

Cuando la diputada comenzó a hablar, los diputados priístas, a excepción de la presidenta de la Mesa, se levantaron de su asiento y se retiraron; posteriormente salieron los del PRD, a excepción de Perla Edith Martínez que ocupa una vocal de la Mesa. También se fueron la diputada panista Guadalupe Rodríguez, y el de Movimiento Ciudadano Arturo López Sugía.

La diputada expresó que no era sano someter a votación un punto de acuerdo del que se desconocía totalmente su contenido; dijo que ya quedaron atrás los acuerdos en lo oscuro por lo que pidió que el punto se retirara del orden del día, a pesar de que de manera inicial votó a favor de este, o que se declarara un receso para que se reconsiderara la propuesta de López Obrador.

Su compañero de fracción, Moisés Reyes, subió a tribuna en donde manifestó que la fracción estaba a favor del dictamen presentado, porque María Luisa Garfias siempre ha estado a favor de las causas justas, lo cual es también agenda de Morena.

Dijo que a López Obrador el pueblo le ha conferido el honor más alto que puede tener un ciudadano en el país que es ser presidente de la República, además de que siempre ha rechazado el culto a la personalidad.

“Es por eso que nosotros, la fracción parlamentaria de Morena, hablo a nombre de la fracción parlamentaria de Morena, hemos decidido y hemos opinado que continuaremos con los principios que el presidente electo a lo largo de décadas ha establecido”, expresó.

Su compañera de fracción pidió la palabra nuevamente, sin embargo ya no se le dio oportunidad, por lo que desde su asiento pidió que se diera un receso, al ser rechazado pidió que quedara asentado en el acta.

Cuando la presidenta sometió a votación el punto, la morenista gritaba que no había quórum; la presidenta le expresó que ya se había constatado, sin embargo la diputada de Morena insistía a gritos que se volviera a verificar, pues insistía en que no había quórum.

Finalmente, el punto fue votado y posteriormente los diputados que habían salido del recinto regresaron para continuar con la sesión.

La sesión solemne se llevará a cabo en la Catedral de Santa María de la Asunción, el jueves a las 6 de la tarde.