CIUDAD DE MÉXICO., 15 de octubre de 2020.- El administrador interino de la DEA, Timothy J. Shea, y el agente especial a cargo de la División de Campo de Los Ángeles, Bill Bodner, anunciaron la incautación de 400 kilos de cocaína, 5.8 kilos de heroína y una tonelada (mil ocho kilos) de metanfetamina cristalina, que es la mayor decomiso de metanfetamina cristalina en la historia de la DEA.

En junio de 2020, la División de Campo de Los Ángeles, Southwest Border Group 2, comenzó a investigar una organización de narcotráfico a gran escala vinculada al Cartel de Sinaloa involucrada en el transporte y entrega de grandes cantidades de cocaína y metanfetamina cristalina. 

Durante el curso de la investigación, los agentes identificaron a un mensajero de narcóticos con sede en el sur de California así como al administrador de una casa escondida junto con múltiples ubicaciones y vehículos asociados con el mensajero.

El 2 de octubre de 2020, a través de medios de investigación, agentes e investigadores del Departamento de Policía de Fontana establecieron vigilancia en la residencia del mensajero. 

Durante la vigilancia, los investigadores del Departamento de Policía de Fontana observaron que el objetivo y un asociado secundario cargaban dos bolsas de lona en un vehículo y abandonaban el lugar. 

El objetivo del mensajero y el asociado finalmente se reunieron con un tercer asociado en el estacionamiento de Sam’s Club en la ciudad de Moreno Valley, donde descargaron y entregaron las dos bolsas de lona al tercer asociado. 

Durante ese tiempo, los investigadores detuvieron al objetivo del mensajero y a los otros dos asociados en el estacionamiento para interrogarlos y luego fueron liberados.

Con base en la investigación y las ubicaciones identificadas previamente, los agentes crearon órdenes de registro estatales para múltiples ubicaciones, incluida la residencia del objetivo del mensajero y un escondite de narcóticos dentro de la ciudad de Perris. 

Durante una búsqueda en la residencia del mensajero, los agentes localizaron aproximadamente 25 bolsas de lona dentro del garaje de la residencia que contenían aproximadamente 406 kilogramos de cocaína, seis kilogramos de heroína y 650 libras de metanfetamina cristalina.

Además, durante una búsqueda en el escondite de narcóticos en Perris, los agentes localizaron aproximadamente mil 600 libras de metanfetamina cristalina. Ésta es una investigación en curso.

“La mayor incautación nacional de metanfetamina de la DEA en la historia es un golpe significativo para los cárteles, pero lo más importante es una victoria gigantesca para las comunidades en todo el sur de California y los Estados Unidos que han tenido que lidiar con el torrente de metanfetamina que llega a sus vecindarios”, dijo Shea.