CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril de 2020. — Desde el interior de la Basílica Vaticana, bajo las medidas de sanidad impuestas por la pandemia del nuevo coronavirus Covid 19, el Papa Francisco se dirigió a los fieles católicos con el tradicional mensaje pascual previo a la Bendición Urbi et Orbi, que este Domingo de Resurrección.

En su mensaje, que presenciaron un mínimo de personas cercanas al Santo Padre, reconoció a todas las personas que han sido afectadas por el coronavirus.

“Hoy pienso sobre todo en los que han sido afectados directamente por el coronavirus: los enfermos, los que han fallecido y las familias que lloran por la muerte de sus seres queridos, y que en algunos casos ni siquiera han podido darles el último adiós”, lamentó, de acuerdo a la Agencia Católica de Informaciones.

La nota aquí.