CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo de 2018.- A 156 años de la gesta heroica del 5 de mayo, hoy la defensa de la soberanía nacional no se realiza con las armas, sino con la fuerza del diálogo, la razón y el derecho, afirmó el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Al encabezar este sábado la toma de protesta de bandera a soldados y marineros del Servicio Militar Nacional (SMN) clase 1999, anticipados y remisos, el jefe del Ejecutivo federal señaló que el país defiende sus intereses con responsabilidad y sin estridencias en una era globalizada.

“Con responsabilidad, México ha construido consensos para seguir avanzando por el camino de la apertura comercial, la integración económica y la buena vecindad”, destacó en Campo Marte.

Resaltó que en esta fecha de gran simbolismo para la nación, “también rendimos homenaje al Presidente Benito Juárez, a quien recordamos como el más firme defensor de México frente a la Intervención Francesa”.

“Benito Juárez trabajó por la construcción de un México de derechos y libertades. Como él mismo sostenía: Libertad, libertad en todo y para todos es nuestro programa y hemos de llevarlo a cabo”, pronunció.

Peña Nieto destacó que el compromiso de Benito Juárez con la libertad de expresión lo resumió con las siguientes palabras: “Mis compatriotas no serán molestados por sus opiniones manifestadas de palabra o por escrito. Yo las respetaré y haré que se respeten”.

Agregó que Benito Juárez trabajó por un país de derechos y libertades, y una de las garantías que más apreciaba era la de pensar, hablar y escribir libremente y de ahí su compromiso con la libertad de expresión.

“México es nuestra única bandera. Es la razón de nuestra unidad, identidad y esperanza. Es nuestra casa común y nuestra misión colectiva”, expresó ante su gabinete legal y ampliado y mandos militares y navales.

Más información aquí.