CHILPANCINGO, Gro., 6 de febrero de 2014.- El alcalde de Apaxtla, Efraín Peña Damacio reportó 200 personas desplazadas, 250 maestros en paro y más de 3 mil estudiantes sin clases a causa de la inseguridad y violencia que genera la delincuencia organizada.

Este jueves el alcalde se reunió con el subsecretario de Asuntos Políticos, Misael Medrano Baza, en el Palacio de Gobierno, en Chilpancingo.

Entrevistado al término de la reunión, Peña Damacio informó que 200 personas abandonaron Xochitepec por las amenazas del crimen organizado.

Indicó que se trata de la comunidad más grande de Apaxtla, en la que habita un aproximado de 600 pobladores.

Hasta las 21:00 horas del miércoles 5 de febrero, una tercera parte de la población abandonó la comunidad y buscó refugio en la cabecera municipal de Apaxtla; el alcalde informó que los desplazados se albergan en las escuelas Francisco I. Madero y Francisco Villa.

Los pobladores que aún permanecen en Xochitepec comentaron al presidente municipal su deseo de abandonar la comunidad, ante el temor de sufrir un ataque de la delincuencia organizada.

Al respecto, Peña Damacio sostuvo que la intención del gobierno municipal es que los pobladores permanezcan en sus hogares y se pueda garantizar su seguridad.

“Si la gente se quiere quedar en la comunidad, los vamos a apoyar, porque ahí está su patrimonio, está su familia, están sus bienes, pero si ellos deciden trasladarse a la cabecera municipal también los vamos a apoyar”, expresó el alcalde.

De las 18 comunidades que integran el municipio de Apaxtla, Xochitepec es la única que registra desplazamiento de pobladores a causa de la violencia e inseguridad.

Sin embargo, el alcalde reconoció que las amenazas del crimen organizado se sienten con fuerza en todo el municipio.

Lamentó que la delincuencia afectó incluso la labor educativa, por lo que este jueves se reuniría con la titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Silvia Romero Suárez para buscar una solución al problema.

La regidora de Educación de Apaxtla, Nohemí Pineda Salgado acompañó al alcalde Peña Damacio a su visita de trabajo en la capital.

En entrevista, la edil puntualizó que desde hace dos semanas pararon labores las escuelas de las comunidades.

A partir de esta semana, el paro se extendió a todo el municipio; en ninguna escuela de Apaxtla hay clases, desde prescoolar, primaria, secundaria, bachillerato hasta nivel superior.

Los maestros argumentaron que tanto ellos como sus alumnos son víctimas de cobro de piso, extorsión, secuestro y amenazas de muerte.

Por ello, los 250 maestros de Apaxtla de nivel básico, medio superior y superior pararon labores hasta que el gobierno garantice la seguridad de ellos y sus estudiantes.

Este paro laboral general dejó sin clases a más de 3 mil alumnos de Apaxtla.

“Nosotros vamos a respaldar a nuestros maestros, porque son ciudadanos del municipio y porque su demanda de seguridad es justa”, expresó el alcalde Efraín Peña Damacio.

Puntualizó que en Apaxtla hay presencia del Ejército, Marina Armada de México, Policía Estatal y Municipal, pero que resulta insuficiente para atender a todo el municipio y garantizar la seguridad de la población.

Indicó que en Apaxtla habitan cerca de 14 mil habitantes, distribuidos en 18 comunidades y la cabecera municipal.

Peña Damacio subrayó que la delincuencia organizada azota a todo el municipio, pero la organización de los pobladores de la cabecera municipal, que integraron un grupo de autodefensa, les permitió bajar los índices de inseguridad y violencia.

Por ello, dijo, es necesario que el resto de las comunidades se organicen para defenderse.