ACAPULCO, Gro., 19 de enero de 2017.- Colonos del fraccionamiento Mozimba acusaron que el gobierno estatal dejó inconclusa una obra de pavimentación sobre las calles Granjas y Riscos.

Con pancartas en mano, los vecinos se manifestaron en el lugar de la obra de reencarpetamiento, la cual aseguraron, lleva tres meses sin terminar.

En entrevista, uno de los vecinos, Alexander Hernández Flores explicó que desde noviembre empezaron la obra en un tramo de la calle Granjas, lo que provocó que autos se desviaran a la calle Riscos.

No obstante dijo, a partir de diciembre rompieron más el pavimento, provocando que tampoco se pudiera transitar en ambas calles. Estas calles conectan directamente a la calzada Pie de la Cuesta con colonias como Antorcha campesina y Alta Loma.

Explicó que la constructora encargada de la obra ha dicho que tuvieron que detener los trabajos porque la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) no ha colocado los tubos de drenaje necesarios para terminar la pavimentación.

Por su parte, el representante de choferes de urvans de la ruta Granjas- Caleta, Antonio Benítez Coria sostuvo que por esta situación, carros y vehículos de servicio público tienen que desviarse entrando por otra calle anexa de la calzada, ocasionando mayor gasto de gasolina.

Ante ello, los colonos pidieron a las autoridades concluir lo más pronto posible la obra, ya que, según los vecinos no les han dado una fecha para que se termine.