ACAPULCO, Gro., 28 de febrero de 2019.- El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) Leonel Galindo González dio a conocer que el ex alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre dejó una deuda ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de 60 millones de pesos.

En conferencia de prensa en un hotel de la Costera donde anunció que no se quitará la certificación Blue Flag a las playas del puerto, Galindo González detalló que dicho adeudo es por los derechos de la extracción del líquido, lo cual representa un riesgo latente, de que en cualquier momento el puerto se quede sin agua.

Reiteró que en el gobierno de Velázquez Aguirre, CAPAMA no realizó ningún pago a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dejando una deuda de 530 millones de pesos.

Por otra parte, confirmó que por años en la zona de Icacos se han descargado aguas residuales al mar, lo que provoca su contaminación; además, indicó que en las últimas semanas localizaron nueve tomas clandestinas “bien hechas”, las cuales fueron tapadas.

“Tenemos años descargando aguas residuales a la bahía, nosotros llegamos por la instrucción de la presidenta, para hacer un estudio integral de toda la zona, estamos rehabilitando el canal pluvial de la parte de abajo y hemos encontrado alrededor de nueve descargas clandestinas que son las que nos están perjudicando, las tapamos, no sabemos de quién o quiénes sean porque están bien hechas, profundas y bien escondidas”, detalló.

De la obra que lleva varias semanas en la colonia Icacos, el funcionario reconoció que será hasta el próximo martes que concluyan los trabajos, ya que volvieron a encontrar otros dos cables de alta tensión. “La CFE no está tocando nada, lo estamos haciendo todo nosotros, encontramos tres cables de 115 mil voltios, ayer aparecieron otro dos que están ocultos ahí y ya se está trabajando”, concluyó.