GUADALAJARA, Jal., 24 de diciembre de 2016.- Grupo Bimbo demandó al Club Deportivo Guadalajara por incumplir un contrato publicitario por 20 millones de dólares, firmado en 2011.

De acuerdo con el diario Reforma, el juez noveno de distrito en materia civil, dictó medidas cautelares que incluyen la obligación de las Chivas de transmitir sus partidos sólo en televisión abierta, además de seguir mostrando la publicidad de la panificadora en los uniformes de todos sus equipos, continuar con la instalación de anuncios en vallas y electrónicos en el estadio Omnilife e incluso entregar a la empresa ocho boletos VIP para todos los partidos, entre otras cosas.

Chivas promovió un amparo contra las medidas cautelares, y el 14 de noviembre, la jueza tercera de distrito en materia civil de Zapopan, concedió una suspensión provisional para que, por ahora, no se vea obligado a cumplirlas.