ZIHUATANEJO, Gro., 29 de agosto de 2017.- Habitantes de la zona serrana de este municipio que resultaron afectados por la lluvia de las últimas horas, demandaron la ayuda del gobierno municipal.

Los pobladores advirtieron que los caminos se deterioraron debido a la onda tropical número 30 y que de seguir las lluvias, podría haber rancherías incomunicadas.

Ante esta situación, el coordinador de desarrollo Urbano y Obras Públicas municipal Homero Bravo Espino dijo que ya se programó para este miércoles una reunión con el comisario de la comunidad de Los Varillos para determinar las afectaciones y evaluar las alternativas de solución.

Asimismo dijo que se llevará un frente de maquinaria para hacer las reparaciones y evitar el bloqueo de los caminos, debido a que con el agua llega el reblandecimiento y con ellos los derrumbes.

“Hasta el momento lo más urgente por arreglar es de La Ciénaga al Guayabal, por lo que la maquinaria llegará a Espinalillo, donde arrancará la reparación, puesto que se ha afectado mucho el camino en ese lugar”, expresó.

Por otra parte en Atoyac, continúan los derrumbes en la carretera, ante lo cual trabajadores de Protección Civil de la comunidad de El Paraíso se trasladaron hasta la comunidad El Molote, en la parte de la sierra, donde encontraron siete derrumbes.

Con palas, los trabajadores retiraron  el lodo para abrir paso a los vehículos que transitan por esa zona  serrana, la cual es la principal vialidad para darle accesos a unos 10 localidades.