CHILPANCINGO, Gro., 24 de noviembre de 2015.- Comisarios de  tres comunidades del municipio de Eduardo Neri (Zumpango), se reunieron a puerta cerrada con el diputado local, Héctor Vicario Castrejón  y con el coordinador de la fracción del partido Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja en donde demandaron intervención del Congreso local para que los gobiernos federal y estatal envíen seguridad a las localidades de Carrizalillo, Tenantla y Amatitlán.

La junta se desarrolló cerca de las 12:00 horas de este martes, en donde el vocero de dichas localidades pertenecientes a la región Centro del estado, Nahúm Bravo Catalán dio a conocer que desde hace una semana, los habitantes de estas tres comunidades se quedaron sin vigilancia debido a que los militares y la Policía Federal se retiraron de los  pueblo y no han regresado.

También informó  que personal de la Subprocuraduría en Investigación de la Delincuencia Organizada (SEIDO), no han regresado a Carrizalillo para  continuar con la búsqueda de los restos humanos en las fosas clandestinas que han descubierto los habitantes.

En la reunión que sostuvieron con los legisladores, solicitaron que envíen nuevamente a personal de la Marina o  a soldados del 50 Batallón de Infantería de Chilpancingo, asegurando que no quieren a los del 27 Batallón de Iguala.

La intención del regreso de las fuerzas policiacas, es  porque temen que integrantes del grupo delincuencial Guerreros Unidos, vuelvan a sus comunidades, a quienes acusaron de cometer atropellos en contra de los habitantes de Carrizalillo, Amatitlán y Tenantla.

El vocero informó que en la reunión, el diputado de MC, Ricardo Mejía Berdeja se comprometió a llevar el caso ante el pleno de la 61 legislatura para promover un exhorto a los gobiernos sobre la petición de los ciudadanos.

En la junta estuvieron presentes,  los comisarios municipales de Amatitlán, Fernando Celso Cerón; de Tenantla, Felipe Parra Rodríguez y de Carrizalillo, Nelson Figueroa Peña.