CHILPANCINGO, Gro., 6 de septiembre de 2019.- Este viernes fue presentado el colectivo de esposas e hijos de desaparecidos y desplazados de la Guerra Sucia del municipio de Atoyac, el cual buscará saber su paradero, justicia y castigo a los responsables, especialmente al Ejército Mexicano, al que responsabilizaron de manera directa.

En conferencia de prensa en Chilpancingo, a la que acudieron más de 30 personas, el también integrante de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria, Arturo Miranda Ramírez indicó que han decidido hacerlo en este momento porque con los trabajos que ha iniciado el gobierno federal sobre derechos humanos, ha renacido la esperanza de que se aclare en dónde están sus desaparecidos.

Dijo que crímenes como tortura y desaparición forzada son de lesa humanidad y por lo tanto no prescriben, por lo cual buscarán que los responsables que aún viven sean llevados a juicio.

Aseguró que el Estado mexicano se ensañó con miles de personas que nada tenían que ver con el movimiento guerrillero, pero apostaron al terror para acabar con éste.

El impulsor del colectivo, Octaviano Gervacio Serrano, hijo de Octaviano Gervacio Benítez, indicó que su papá era familiar de Lucio Cabañas y él, al igual que otras personas, fueron torturadas o desaparecidas por el hecho de ser parientes, aunque no tuvieran nada que ver con la guerrilla.

En su caso, indicó, su padre era cafeticultor y una sola vez, por indicaciones de su abuelo, invitó a Lucio Cabañas a comer y  por eso lo detuvieron. Detalló que en una ocasión el gobierno organizó una supuesta entrega de crédito a productores de café y fue así como lo agarraron, pues tenían una lista de personas gracias a “traidores” de los pueblos.

Consideró que el cambio del gobierno es la oportunidad que tienen de que se conozca la verdad y se abran los archivos secretos de los militares; en la conferencia mostró un telegrama del Ejército en el que se ordenaba “exterminar gavillas”, lo que consideran es una de las pruebas del actuar de los soldados.

“Fue el Ejército a través de esos malditos generales asesinos, ellos, hay un grupo de generales del Ejército del viejo régimen asesino y corrupto que ahí está y ellos van a seguir protegiendo para que no se abran los archivos secretos del Ejército; ellos saben que hicieron con nuestros familiares”, expresó.

Hizo un llamado al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador a la verdad, pues aseveró que apoyan a su gobierno y están de acuerdo con él, pero también quieren verdad, justicia y castigo a los responsables.

Rosalba Ramos Cabañas, hija de Eduviges Ramos, indicó que ellos no buscan cadáveres sino a sus familiares vivos, pues existen archivos en donde indican su paradero y  quieren tener acceso a ellos para saber la verdad.

Añadió que buscar restos sería la última vía pues, coincidió, el Ejército sabe del paradero de los familiares.

La conferencia de prensa los asistentes informaron de sus casos, con los nombres, fecha y lugar de desaparición de sus familiares.