CHILPANCINGO, Gro., 3 de marzo de 2015.- Gaudencio Abraham Salgado, coordinador de autoridades de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) acudió con otras 4 personas a la Fiscalía General del Estado (FGE) para interponer una demanda en contra de policías del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) por presunto intento de secuestro, así como para exigir la liberación de 4 de sus compañeros detenidos por estos últimos.

Los hechos se dieron el 26 de febrero cuando por órdenes de los altos mandos de la UPOEG se inicio un operativo, después de que presuntamente se intentara asesinar al hijo de uno de los comandantes de esta organización. Por ese motivo se instalaron retenes y se montó un operativo especial para tratar de dar con los agresores en el poblado de Palo Blanco.

Fue durante un rondín que dieron los uniformados de la UPOEG cuando detectaron que a bordo de una camioneta de lujo color blanco se encontraban 2 personas, policías del FUSDEG y 1 tercera persona de nombre Ubaldo L., habitante de Petatlan, en calidad de “secuestrada” según declaraciones del Comandante Moisés Reynoso.

Al verse acosados los elementos de FUSDEG por este grupo de policías emprendieron la huida con rumbo hacía Acapulco. Después de esto se dio un enfrentamiento entre los dos grupos de la policía mientras los presuntos secuestradores avanzaban hacia el sur del estado, pero en el camino se accidentaron unos minutos después sobre la carretera.

En el accidente quedó prensado dentro del auto la persona que estos llevaban retenida y los dos hombres armados huyeron con dirección al monte. Fue en ese momento que llegaron elementos del FUSDEG y comenzaron a disparar en contra de estos dos sujetos, que pertenecían a su propia organización.

Al identificarse como sus compañeros estos bajaron y en ese mismo lugar los elementos del FUSDEG que llegaron a resguardar a sus compañeros accidentados detuvieron a 4 policías de la UPOEG que se quedaron a resguardar el sitio del accidente para conservar intactas las evidencias que pudieran conseguir de ahí para denunciar el secuestro.

Entre los 4 detenidos se encuentra una mujer y una persona de 75 años de edad, a quienes -asegura la UPOEG- no los están alimentando como se debe.

Y es por esto que demandaran por secuestro a los policías del FUSDEG, e hicieron un llamado al gobierno del estado para que coadyuve a la liberación inmediata de sus compañeros detenidos.

Pidieron además que se deje de manchar el nombre de su dirigente general, Bruno Placido Valerio, pues aseguran que es un hombre de bien y que ha estado haciendo de buena fe todas sus acciones.

“Los policías del FUSDEG se sienten bien protegidos porque están respaldados por los comisarios de Cajelitos, Mohoneras, Petaquillas y el Ocotito”, aseguró Gaudencio.

Cabe destacar que presentaron también al menos otras 8 denuncias en contra de esta organización y aseguran que no hacen denuncias sin pruebas y en su mayoría, estas son por detenciones arbitrarias, pero también hay por abuso de autoridad.