CHILPANCINGO, Gro., 22 de diciembre de 2015.- El alcalde de la capital del estado, Marco Antonio Leyva aseguró que ante la violencia e inseguridad que se vive en la ciudad, de “forma indirecta” ha sido presionado por la delincuencia.

Entrevistado esta mañana durante el acto oficial por la conmemoración del 200 aniversario de la muerte del general José María Morelos y Pavón, Leyva Mena fue cuestionado sobre los hechos violentos en Chilpancingo y sobre la presión que han hecho los grupos delictivos.

“Lo que sí no podemos desconocer es que el narcotráfico es una fuerza invisible que amenaza al estado y a las instituciones, y nosotros como tal, de alguna forma estamos siendo presionados para sujetarnos a ciertas reglamentaciones que no vamos a permitir”, afirmó el edil.

Al cuestionarlo sobre qué tipo de presión ha recibido, dijo que “las presiones en forma indirecta es en contra de la familia, en contra mía en lo personal”.

“Es normal que este cuerpo invisible, ilegal esté tratando de presionar y meterse pero corresponde a la autoridad mantenerse firme para mantener un estado de derecho firme y no permitir la entrada de la delincuencia organizada”, mencionó.

Sobre seguridad en la feria tradicional de Año Nuevo aseguró que por la violencia no se instalará el palenque de gallos.

Mencionó que agentes de la Policía Federal, Estatal y municipal participarán en la vigilancia de la feria de Chilpancingo, donde”se instalaron cinco puntos estratégicos de seguridad en la ciudad”, afirmó.

Sobre las declaraciones que hizo el obispo de la Diócesis Chilapa-Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, de que después de las 6 de la tarde esta ciudad se vuelve más insegura, el alcalde dijo que la gente no puede quedarse encerrada en sus casas.

“Si la gente quiere salir a divertirse, que salga; nosotros estamos haciendo nuestra tarea de brindar seguridad”, expresó.