IGUALA, Gro., 16 de agosto de 2019.- El regidor de Morena José Ciro Olivares Medina denunció que por ser un edil incómodo para el alcalde Antonio Jaimes Herrera ha sido hostigado y agredido por porros, en referencia a integrantes de las organizaciones Tierra y Libertad y Emiliano Zapata.

Como informó Quadratín, hace tres días dichas organizaciones se presentaron en las oficinas de los síndicos de Morena, Paula Sánchez y Frumencio Ramírez, así como del regidor Ciro Olivares Medina, a quienes señalaron de no cumplir con los principios de Morena ni del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por no respaldar sus demandas de obra para las colonias que han fundado en forma irregular.

Después, se reunieron con Jaimes Herrera, a quien le manifestaron todo su respaldo a su gobierno democrático y solicitaron obra pública. Ahí, el alcalde se comprometió a incluir sus colonias en un programa de regularización de la tenencia de la tierra y la introducción de servicios como el drenaje, el agua y electrificación.

Al respecto, el regidor señaló que si el alcalde tiene compromisos políticos con estos grupos, no debe involucrar y comprometer al Cabildo, ni tampoco actuar al margen de la ley, al pretender darles obras a las colonias irregulares de estos líderes sacrificando las necesidades de otras colonias regulares y con más antigüedad.

Posteriormente, vía telefónica dijo que él y los dos síndicos de Morena han sido incómodos para la actual administración. “Yo no me he prestado a levantar la mano a favor de algo por dinero o por obras, y así voy a seguir”, expuso.

Indicó que él está en la disposición de resolver las diferencias a través de un diálogo, pero que éste sea para tratar asuntos que beneficien a la población y no sólo a unos cuantos.

Asimismo consideró incorrecto que se use a grupos de choque en contra de quienes no están en la misma sintonía del alcalde. “Yo soy de esas personas que no me voy a alinear”, dijo, y aseveró que fue amenazado por los líderes de Bernardo y Esteban Cayetano Hernández de las organizaciones Tierra y Libertad y Emiliano Zapata, a quienes calificó de delincuentes y vividores de las necesidades de la gente pobre.

“La gente de Iguala ya sabe cuál es la forma de vivir de estas personas y si el alcalde tiene compromisos políticos con ellos que los cumpla él en forma personal”, insistió.