CHILPANCINGO, Gro., 8 de junio de 2016.- El subsecretario de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), Ernesto Sandoval Cervantes dijo que se denunció ante la Fiscalía General del Estado los destrozos que provocaron integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) en dos edificios de esa dependencia.

Sandoval Cervantes informó también que hasta el momento están en proceso 120 maestros que podrían ser cesados por acumular tres inasistencias a su centro de trabajo en un periodo de 30 días naturales.

Entrevistado al término de la sesión de la Comisión Interinstitucional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil en la sala de juntas de la Secretaría del Trabajo y de la cual forma parte, Ernesto Sandoval aseguró que en el interior de la llamada Casa Blanca que es donde se albergan las oficinas de la Subsecretaría de Finanzas de la SEG había olores fétidos por los huevos lanzados  y material descompuesto ayer martes por las piedras que lanzaron y vidrios rotos, algo que se constató mediante una acta administrativa y del orden penal ante la Fiscalía.

Dijo que afortunadamente no había personal adentro porque se avisó de manera oportuna y esto permitió que los empleados salieran del edificio y laboraran en oficinas alternas.

Por último, Sandoval Cervantes dijo que los maestros que podrían ser dados de baja  y que para ello se sigue un proceso que son 120, es un hecho totalmente aislado a los que podrían ser cesados por no presentar el examen de evaluación, “es algo totalmente diferente porque aquí estoy informando que estos 120 maestros no se presentaron a laborar en 3 días naturales en un periodo de un mes”.