XALAPA, Ver., 22 de marzo de 2017.- Las fosas que se han hallado en la zona conurbada Veracruz–Boca del Río “no son nada”, falta encontrar en Coatzacoalcos, Acayucan, Tierra Blanca, Orizaba y Córdoba, incluso hay dos cuevas en donde aún se conservan los cuerpos, señaló el padre Alejandro Solalinde.

En entrevista, dijo que en una reunión con el obispo Eduardo, de la ciudad de Córdoba, al mencionarle que había una cueva, él comentó que eran dos cuevas, “reclamé que guardaron silencio y que cuando estuvo Fidel Herrera Beltrán ustedes eran sus celebrantes por el dinero que recibían y favores”.

Cuestionado sobre el actuar del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en este tema, mencionó desconocer si de verdad tenga voluntad de resolverlo, ya que nombró a una persona como Jorge Winckler de fiscal, quien no tiene el perfil, por lo que se ve que es sólo un puesto político, pues carece de sensibilidad.

Mencionó que incluso el bobernador quería reunirse sólo con él y Las Patronas (por el caso de migrantes desaparecidos), pero indicó que sólo se reunirá si el mandatario recibe a las víctimas, “yo no me reúno con él porque yo no tengo nada que hablar con este señor”.

Más información en Quadratín Veracruz.