MORELIA, Mich., 24 de marzo de 2019.- Integrantes de la comunidad Lésbico Gay Bisexual y Transgénero (LGBT) denunciaron la existencia en Michoacán de al menos 25 centros de rehabilitación en materia de adicciones en los que padres de familia llegan a internar a sus hijos con preferencias sexuales distintas a las heterosexuales “para que se corrijan”.

“Estos centros de rehabilitación son utilizados para reorientar la identidad sexual y de género de personas, principalmente menores, adolescentes cuyos padres deciden quitarles lo joto o maricón a sus hijos, y aquí lo grave es que no hay una regulación que vigile este tipo de anexos”, comentó Raúl Martínez, representante del colectivo Michoacán es Diversidad.

En entrevista con Quadratín, Raúl Martínez mencionó que se han detectado sitios en la entidad donde internan a personas de orientación sexual distinta, sin un protocolo ni normativa clara para garantizar la integridad física de los internos, así como la asunción de responsabilidades de parte de directivos.

La nota en Quadratín Michoacán.