OMETEPEC, Gro., 18 de septiembre de 2019.- El propietario de un autolavado José Roberto González Fierros denunció que policías municipales lo detuvieron sin ningún motivo cuando se dirigía a comprar por la cancha de Cruz Grande.

Acusó que lo golpearon y lo esposaron para posteriormente trasladarlo a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), donde estuvo preso más de seis horas.

“Me lastimaron las piernas por los golpes que me dieron al subirme a la camioneta, me humillaron, me trataron como un vil delincuente. Me revisaron, no me encontraron absolutamente nada, me llevaron preso. Ya estando en barandillas me dijeron que sacara todas mis pertenencias y de ahí me dijeron que me desnudara”, relató.

El joven fue obligado a pagar una multa de mil pesos para poder salir libre.

Agregó que ya acudió al Ministerio Público para levantar su denuncia por abuso de autoridad y una queja ante la Comisión de Derechos Humanos.