ACAPULCO, Gro., 8 de enero 2016.- La Unidad de Medicina Familiar Adolfo López Mateos ubicada en la colonia Palomares lleva dos meses y medio funcionando sin servicios de luz y limpieza por cuestiones administrativas.

El doctor Omar Osvaldo Santos Boliaga aseguró que se encuentra totalmente oscuro el lugar, por lo que es muy difícil hacer un chequeo completo al paciente, así como leer los expedientes y el nombre de las medicinas que van a recetar, por lo que deciden mandar a los derechohabientes a la Clínica de Medicina Familiar 13, en la colonia Solidaridad para que les surtan medicamentos.

Entrevistado por Quadratín Guerrero, expresó que llevan más de dos años con este problema ya que de manera temporal la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les corta la luz por concepto de pago y en esta ocasión, según el documento que mostró, fue por un adeudo de cinco mil pesos.

Mencionó que también les hace falta personal de limpieza y de seguridad.

Santos Boliaga señaló al subdirector administrativo de la Clínica de Medicina Familiar número 13, René Jiménez Catalán, como el encargado de pagar los servicios de esta unidad del ISSSTE.

El médico informó que ya se giraron dos oficios notificando de esta situación a Jiménez Catalán, y a Jesús Abarca Escobar, director de la C.M.F Acapulco y Periféricos; así como una copia a Juan Evel Chávez Trovalama, delegado Estatal del ISSSTE y a Eduardo César  Cabrera Figueroa, subdelegado Estatal del ISSSTE.

Hasta el momento no ha recibido respuesta favorable por las autoridades, y mencionó que hace unos meses René Jiménez llamó para decir que ya había pagado, lo cual fue falso ya que al consultar con la CFE, la empresa negó dicho pago.

 
“Que pongan atención a las clínicas, a las unidades. Atendemos pacientes y tenemos que estar en condiciones adecuadas para laborar y estas son condiciones medias precarias”, pidió a las autoridades correspondientes. 

Santos Boliaga dijo que a marchas forzadas logran atender en estas condiciones durante su turno, a un aproximado de siete pacientes, en su mayoría adultos mayores.

El doctor informó que la unidad médica sólo cuenta con un médico familiar, una enfermera, una pasante de medicina y un administrativo, y denuncia que hace falta un encargado, ya que en el Directorio Nacional de Unidades Médicas se señala que él es el encargado, lo que es falso ya que no le pagan como tal.

La unidad médica se encuentra ubicada en la calle 1 de Mayo esquina con Francisco Villa de la Unidad Habitacional Adolfo López Mateos.