CHILPANCINGO, Gro., 11 de septiembre de 2014.- Las primeras horas de este miércoles supuestos policías estatales ingresaron al centro de reinserción social de Chilpancingo, donde golpearon a cerca de un centenar de internos, además de robar aparatos electrodomésticos, herramientas y dinero en efectivo, según información de los familiares de los internos.

Revelaron que alrededor de las cuatro y media de la mañana, cinco camionetas sin placas y sin números de serie ingresaron al penal; ya en el interior, los supuestos policías estatales sacaron de las celdas a los reclusos y sin mediar palabra los golpearon, donde algunos internos quedaron inconscientes por los golpes recibidos.

Este miércoles de visita, los familiares que iban a ingresar, les negaron el acceso, e incluso algunos fueron sacados a empujones cuando los internos comenzaron a gritar al interior del reclusorio.

Las autoridades penitenciarias trataron de ocultar la irrupción de los supuestos policías, la se dio a conocer mediante información que proporcionaron los familiares de los internos.

Al medio día llegó un helicóptero de Seguridad Pública que sobrevoló el penal, con policías portando armas largas.

Las personas se quedaron apostadas en el área de aduanas, algunas llorando, otras se desmayaron por la situación tensa que se vivió afuera del penal , quienes fueron auxiliadas por la propia gente.

A las dos de la tarde arribó el visitador general de la Comisión para la Defensa de los Derechos Humamos (Coddehum), Hipólito Lugo Cortés, quien ingresó al reclusorio para constatar lo ocurrido.

Cabe hacer mención que el pasado 26 de agosto sujetos desconocidos asesinaron al director del penal, Luis Miguel Lansters Betancourt, cuando circulaba en su camioneta por el encauzamiento del río Huacapa frente a las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Territorial (Sedatu), hechos donde también perdió la vida su secretaria.

Por la tarde, el gobierno del estado emitió un comunicado donde dio a conocer que grupos de la fuerza estatal realizaron una revisión al interior del penal donde se decomisó droga, armas blancas y aparatos electrodomésticos.