CHILPANCINGO., 12 de marzo 2018.- El delegado en Guerrero del Sindicato Nacional Minero Indalecio Pérez Morones denunció que policías estatales y guardias de la minera Media Luna, filial de la empresa canadiense Torex Gold, intentaron desalojar a los trabajadores que pararon labores desde hace cuatro meses y que se  mantienen en la minera ubicada en el municipio de Cocula.

Pérez Morones señaló que a las 9 de la mañana, los trabajadores y agentes llegaron a la minera con maquinaria pesada y “dijeron que venían a trabajar, llegaron con la maquinaria, presionando a los compañeros, a los que les decían que iban a trabajar”.

Continuó: “Los compañeros no los dejaron, no les permitieron y los echaron fuera, se fueron y dejaron la maquinaria pesada. Más tarde, regresaron, pero con la Fuerza Estatal, unos siete policías y había solamente 20 compañeros haciéndoles frente, los golpearon (a los compañeros);  entre ellos había cuatro mujeres, él que las mandó golpear se llama Jesús Hernández, coordinador de la Policía Estatal en Guerrero,  y amenazó a un compañero que lo iba a chingar”.

El dirigente dijo que los policías estatales golpearon a los paristas  a culatazos de los rifles, y en la presencia de al menos 20 trabajadores foráneos y contratistas de Media Luna. Por ello, responsabilizó al gobierno del estado de cualquier intento de desalojo con violencia.