ACAPULCO, Gro., 20 de febrero de 2019.- Familiares de la joven Silvia Hernández Solano, de 21 años, exigieron la destitución del director de la Clínica Avanzada de Atención Primaria a la Salud (CAAPS) del puerto, Moisés Castillo Palacios, así como del ginecólogo que la atendió, por provocar la muerte de su bebé en el vientre.

En conferencia de prensa afuera de la clínica ubicada en la calle Vallarta de la colonia Progreso, Jorge de la Cruz Carbajal, de 22 años, indicó que su esposa acudió al CAAPS el lunes a las 5:00 de la mañana, pues ya sentía los dolores del parto, pero fue rechazada por el personal, quien la puso a caminar y esperar.

Detalló que fue hasta las 10 de la mañana que salió el ginecólogo, del que dijo desconocer el nombre, pues se negó a presentarse. Mencionó que en ese momento su joven esposa ya sangraba, y el que el médico sólo le recomendó que le compraran toallas femeninas y se las colocara.

Agregó que la joven fue internada hasta el mediodía, tras siete horas de espera, momento en que le confirmaron que su bebé ya había muerto por sufrimiento fetal.

De la Cruz Carbajal señaló que los doctores todavía se tardaron otras cinco horas en practicarle una cesárea a su esposa para retirar el cuerpo del bebé, pues tuvieron que rogarles que lo hicieran, ya que los médicos pretendían inducir un parto natural.

Por lo anterior, el joven exigió la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores y del secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos para que se investigue el caso y destituyan al director, al ginecólogo y a las enfermeras, para que se haga justicia para su esposa Silvia Hernández y su bebé.