ACAPULCO, Gro. 26 de junio de 2014.- Integrantes de organizaciones de transportistas del municipio de Coyuca de Benítez, denunciaron el crecimiento desmedido del pirataje en esta zona de la Costa Grande de Guerrero.

En conferencia de prensa, los representantes de unos 700 trabajadores del volante que cubren 17 rutas, revelaron que son objeto de agresiones, amenazas y ‘levantones’ por parte de grupos delictivos.

Se quejaron de que existe una red de complicidades de autoridades estatales para permitir el crecimiento del transporte irregular en su zona y ello les representa una competencia desleal, porque esos trabajadores no pagan impuestos.

Una de los inconformes, Rocío Diego Merzaz, señaló que “estamos al borde de la quiebra, no nos alcanza para nuestras familias porque pagamos impuestos, y muy altos”.

Por su parte, el líder transportista, Jorge Orlando Romero, reveló que son cerca de 70 unidades piratas las que han invadido todas las rutas oficiales en su municipio, sin que el director de la Comisión Técnica de Transporte y Vialidad, Juan Larequi Radilla, haga caso a la exigencia de poner orden.

“Esto es un grito de auxilio, le pedimos al gobierno federal que nos ayude, pues el gobierno estatal ha sido rebasado”, comentó.