ACAPULCO Gro., 26 de marzo de 2019.- Buzos y pescadores del puerto informaron que los cinco mil litros de diésel derramados en la bahía de Puerto Marqués ya se han extendido a siete mil millas náuticas mar abierto, lo que representa la muerte de una diversidad de especies marinas y la afectación de sus actividades.

Estas siete millas representan 11.2654 kilómetros, más los 900 metros cuadrados de superficie que informaron autoridades navales este lunes.

Los pescadores explicaron a Quadratín que a dos millas náuticas fuera de la bocana de la bahía, encontraron flotando a la deriva, uno de los pañales que utiliza la Marina para absorber el combustible en el mar.

El presidente de la Cooperativa Mártires de la Democracia, Lino Huicochea Pérez, explicó que el diésel y el líquido del motor de la embarcación empezó a salir de la bahía desde la madrugada del lunes y reprochó la tardía atención por parte de las autoridades para atender el problema.

Dijo que la bahía de Puerto Marqués es el lugar para desovar de varios peces y sostuvo que varias especies como huachinango y ostión tardarían hasta un año para que puedan regresar a depositar su hueva en la zona.

Indicó que más de 200 socios de dos cooperativas se verían afectados en sus actividades de pesca, ya que tendrían que ir cinco millas náuticas más donde actualmente llega el diésel para buscar peces.

Por su parte el presidente de la Cooperativa de Pescadores y Buzos de Puerto Marqués, Mario Abundio Blanco Palma, informó que hay peces muertos por esta situación, además de que especies como pulpo, ostión, callo de hacha y caracol, morirán por la contaminación de la bahía, lo que representa una afectación económica del 100 por ciento.