SAO PAULO, 25 de abril de 2021.- La Superliga, el desafiante torneo idealizado por los principales clubes del futbol europeo encabezados por los españoles Real Madrid y Barcelona, vivió esta semana idas y vueltas con el fin de concretarse, quedando más al borde de su declive, para frustración de muchos y felicidad de otros.

Más allá de la danza de millones que está en juego, las implicaciones de este torneo, una especie de sindicato frente a los intereses de la UEFA y de la propia FIFA, que llegaron a amenazar con sanciones a los jugadores y se extenderían a sus respectivas selecciones, existen otros puntos de vista para tener en cuenta.

El brasileño Bruno Maia, especialista en innovación y nuevos negocios en la industria del deporte, también socio de la agencia de contenido estratégico 14 y autor del libro “Innovación es el nuevo marketing”, dijo a Notistarz que independiente de la SuperLiga, el futbol cambiará en esta década lo que no hizo en más de cien años.

“Los clubes grandes quieren mandar en la estructura y no quedar sumisos a las federaciones. Eso vale en cualquier nivel: regional, nacional o mundial. ‘Mandar’ no es apenas regular económicamente, sino también adaptar el producto de forma que él pueda generar todavía más dinero”, señaló.

La nota completa aquí.